Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Si estás optando por la instalación de puertas metálicas en casa, como medida para reforzar la seguridad de los tuyos y de tus pertenencias, deberás aprender el proceso de instalación de las chapas más adecuadas para estas. Sé que quizás te resulte algo tedioso pensar en el tiempo que deberás invertir para lograr instalar una cerradura desde cero, pero piensa en los beneficios, en general tienen que ver con el dinero.
Cuánto puede costarte contratar a un cerrajero profesional para que lleve a cabo un trabajo que definitivamente pudiste hacer tú mismo, por supuesto esto contando con las herramientas necesarias, de resto solo te queda decidirte, aprovecha el tiempo libre que puedas tener y ponerte manos a la obra, verás que es sencillo, incluso puede resultarte un trabajo divertido y además satisfactorio.
Procedimiento a seguir.
Lo principal será tener la puerta metálica por supuesto y además comprar la cerradura más adecuada según tus necesidades, si no sabes cuál elegir de seguir algún empleado de la ferretería a la que asistas sabrá orientarte.
Tomar las medidas, este es el siguiente paso, es algo fundamental en el proceso de instalación de puertas, ventanas y por supuesto de cerraduras, una vez que hayas comprado la cerradura, determina el espacio exacto donde instalarás esta, para ello utiliza una cinta métrica o un metro, cual instrumento que te facilite el proceso de medición
Toma el tambor que trae la chapa y colócalo en el medio del espacio delimitado para instalar la cerradura.
Viene la parte más complicada, deberás tomar una cortadora de metal eléctrica y abrir el agujero en el espacio que marcaste con el tambor, recuerda este fue el paso anterior. Prueba si el tambor del cilindro encaja perfectamente, sino toma las previsiones pertinentes.
Lo siguiente será marcar el tamaño de la estructura total de la chapa, toma como guía el hueco central donde va instalado el cilindro.
Para garantizar una mayor fijación de la chapa en la puerta, deberás hacer una estructura metálica que cubrirá esta, corta dos ángulos de 17 cm aproximadamente, estos irán soldados tomando como base la medida tomada de la chapa, agrega 1 centímetros a esa medidas y comienza a soldar los ángulos cortados a partir de esa distancia.
Coloca la chapa sobre los ángulos que has soldado con antelación, esto para determinar si las medidas tomadas han sido correctas, luego procederás a cortar dos pletinas que faltan para lograr una estructura base para la chapa, estas serán de unos 10 centímetros.
Las pletinas serán soldadas a los ángulos anteriores, desde el interior de estos para lograr mayor fijación, luego colocamos sobre las pletinas la base de la placa donde irá el tambor, tomando como referencia el orifico del tambor, ese que hicimos comenzando el procedimiento.
Inserta finalmente el tambor y ajústalo con los tornillos que trae el kit de instalación de este.
Sobre la placa que has colocado con anterioridad y sobre la que has fijado una parte del tambor, coloca la estructura final de la chapa solo te quedará ajustarla con los tornillos correspondientes, además de unos puntos de soldadura para lograr una mayor firmeza.
Finalmente instala en el marco de la puerta la estructura que facilitará el cierre de la cerradura, deberás tomar las medidas correspondientes y soldar la pieza y prueba que esta funcione correctamente, recuerda este es el paso final en todo proceso de instalación.
Como consejo final, no olvides que cuando se trabaja con máquinas de soldar siempre deber usarse la protección adecuada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies